Enfermedad celíaca – La enfermedad silenciosa

por | May 11, 2021 | Noticias | 1 Comentario

La enfermedad celíaca es una de las más frecuentes en nuestro entorno, ya que se estima que 1 de cada 100 personas la padecen. Pertenece al grupo de las enfermedades autoinmunes y se manifiesta en personas con una predisposición genética determinada. Como todas estas patologías, su origen está en un proceso inflamatorio, que en este caso ocurre en el intestino delgado.

Las personas con esta enfermedad generan una respuesta inmune que lucha contra su mucosa yeyunal, en el intestino delgado. Dicha respuesta se da siempre que la persona coma gluten, una proteína presente en el trigo, el centeno y la cebada. La avena es un cereal que contiene una proteína muy similar al gluten, por lo que en individuos genéticamente predispuestos puede dar lugar a una respuesta inmune similar a la de los otros cereales mencionados.

La batalla que ocurre en el intestino de una persona celíaca cuando ingiere gluten hace que las vellosidades intestinales se vean dañadas. Estas vellosidades son imprescindibles para que podamos absorber todos los nutrientes presentes en nuestra dieta, por lo que, cuando están dañadas, se produce una malabsorción de todas las moléculas necesarias para nuestro metabolismo.

Vellosidades celiaquía

Además, la enfermedad celíaca es hereditaria, y aunque aún no se conocen los genes que causan la patología, los familiares de primer grado de un celíaco tienen un riesgo elevado de padecerla también.

¿Por qué se conoce como la Enfermedad Silenciosa?

Es una enfermedad en la que no todas las personas presentan los síntomas clínicos habituales: inflamación abdominal, náuseas, vómitos, diarrea… Por el contrario, son muchas las personas no diagnosticadas, y por tanto no tratadas, porque presentan síntomas extradigestivos muy variados y que pueden ir desde dermatitis, dolores de cabeza y anemia hasta linfomas intestinales. Se estima que 8 de cada 10 personas con enfermedad celíaca no está diagnosticada.

A largo plazo, la enfermedad celíaca no diagnosticada puede tener consecuencias para la salud del paciente tales como:

• La anemia por deficiencia de hierro

• Osteopenia u osteoporosis de aparición temprana

• Infertilidad y aborto espontáneo

• Deficiencias de vitaminas y minerales

• Trastornos del sistema nervioso central y periférico

• Insuficiencia pancreática

• Linfomas y otros cánceres gastrointestinales

• Mal funcionamiento de la vesícula biliar

Por otra parte, la persona diagnosticada que elimina el gluten de su dieta recupera totalmente su capacidad de asimilación de nutrientes y deja de tener cualquier tipo de síntoma, por lo que parece que no tuviera una patología.

¿Cuándo se manifiesta la enfermedad?

Existe un amplio abanico de edades a las cuales la enfermedad puede manifestarse, y aunque los cuadros clásicos son más frecuentes en la infancia, ha podido constatarse que en periodos de estrés metabólico como un embarazo o una intervención quirúrgica esta patología se pueda manifestar con síntomas que hasta el momento no eran frecuentes en la persona. Esto no quiere decir que la enfermedad celíaca se adquiera con los años, sino que se manifiesta a diferente edad dependiendo de las características genéticas y ambientales de cada persona.

¿Por qué es una enfermedad tan frecuente en nuestro entorno?

La enfermedad celíaca tiene una incidencia muy elevada entre la población europea debido a que nuestra dieta está basada en cereales que contienen gluten. Por el contrario, es muy poco frecuente en otras poblaciones como la asiática, donde predomina el arroz, o en América del Sur, donde el cereal más habitual en su dieta es el maíz, entre otros.

¿Cómo se diagnostica?

La enfermedad celíaca aún no tiene una causa genética conocida. Sin embargo, se conocen genes de predisposición que están asociados con un mayor riesgo de padecer la enfermedad. Es el caso de los genes del complejo HLA.

En concreto, existe una asociación mayoritaria entre la enfermedad celíaca y el heterodímero DQ2 codificado por los alelos HLA DQA1*05 (01-05) y DQB1*02 (01-02). Un porcentaje de pacientes DQ2 negativos presentan el heterodímero DQ8 codificado por los alelos DQA1*0301 y DQB1*0302. Ambos marcadores genéticos se asocian en un 95% con la enfermedad. Este porcentaje se incrementa si el paciente presenta anticuerpos anti-transglutaminasa positivos.

Por otra parte, el heterodímero DQ8 asociado con la enfermedad celíaca viene codificado por el haplotipo DQA1*0301 – DQB1*0302. Los genes que constituyen este haplotipo DQA1*0301 y DQB1*0302 se localizan siempre sobre el mismo cromosoma, por lo que normalmente se hereda de uno de los progenitores.

Además, la presencia de DQ8 en una persona afectada por enfermedad celíaca se relaciona en un porcentaje elevado de pacientes con síntomas dermatológicos. Estos síntomas suelen confundirse con dermatitis atópicas. Algunos pacientes presentan alteraciones dermatológicas de una mayor gravedad, como es el caso de la dermatitis herpetiforme.

La ausencia de estos marcadores genéticos no excluye el riesgo de padecer la enfermedad celíaca, puesto que los genes HLA son genes de predisposición y no los causantes de la patología.

Por otra parte, la presencia de anticuerpos anti-transglutaminasa en sangre es un indicativo de una respuesta inflamatoria al gluten de nuestra dieta. Hay personas con déficit de inmunoglobulinas que aun así no desarrollan suficientes anticuerpos, por lo que son infradiagnosticados.

Un correcto examen de la dieta, junto con el estudio de anticuerpos específicos y de genes de predisposición, además de los antecedentes familiares, hacen posible el diagnóstico de la enfermedad.

Una curiosidad sobre la celiaquía

La enfermedad celíaca apareció cuando nuestros antepasados pasaron de ser cazadores-recolectores a agricultores. En el momento en el que las poblaciones dejaron de ser nómadas y se asentaron para vivir de sus cultivos aparecieron este tipo de intolerancias. Esto ocurrió en el Neolítico hace unos 10.000 años.

Las personas intolerantes al gluten son, por tanto, el fenotipo original de nuestra especie, cuando el ser humano vivía de lo que cazaba y recolectaba en la tierra.

En DNA Data podemos asesorarte acerca de lo que son las intolerancias alimentarias y dirigirte hacia las pruebas más adecuadas para tu situación. ¡Consúltanos!